Entrevistas,  Viajes

La Honduras que no conoces

Una de las consecuencias de viajar es conocer personas con otro tipo de culturas, con pensamientos distintos, con esencias únicas que a veces pueden impregnar dentro de nosotros de una manera espectacular. Esto me ocurrió con un gran amigo hondureño llamado  Alejandro, con quien llevo una bella conexión desde hace más de 7 años si mis cálculos no me fallan. Ale es de esas personas que saben disfrutar de los momentos más simples, no se hacen muchos problemas con nada y tiene solución para todo. Tiene una encantadora relación con la naturaleza y una obsesión por el orden y la limpieza.

Para comenzar debo admitir que no conocía mucho acerca de aquel país centroamericano, pero ahora amo tanto las baleadas como todo «catracho» que se respeta (catracho es el apodo que reciben los hondureños debido a una antigua historia de un valiente soldado y las baleadas es el plato más tradicional de este país). Es curioso que Honduras tenga una de las mejores gastronomías de todo el mundo según estuve leyendo en diversas fuentes y a la vez platicando con amigos que han viajado para allá; sin embargo, es al mismo tiempo la menos conocida. Para que se hagan una mejor idea, los platillos nacionales tienen una gran influencia de la comida mexicana, basado en tortillas y frijoles.

Cuando recién empecé a conocer a Alejandro hubo algunos pequeños conflictos lingüísticos, muy divertidos por cierto. Para poner un ejemplo, decir «me llega» en el país centroamericano es como decir «me gusta», ahora imagínense cuando yo le decía: no me llegan tus mensajes (él me veía súper raro, luego entendí el motivo y estallé de la risa). Otro punto que noté fue que me hablaba todo el tiempo de usted y eso que somos casi de la misma edad, pero es normal para ellos así que dejé de sentirme muy señorial cuando lo hacía.

Honduras es de los pocos países que aún conserva más áreas verdes que asfalto. El clima es tropical al encontrarse en territorio caribeño y  este mismo calor se siente en su gente, quienes son muy sencillos y risueños por lo general. Otra cosa que admiro es el ritmo que tienen, lo llevan en la sangre, bailan exquisito. En sus colegios y universidades tienen como requisito hacer laborales sociales para poder graduarse, por ejemplo si estudias ingeniería civil como en el caso de Ale, debes realizar mínimo 60 horas de labores sociales como sembrar, enseñar a leer, cuidar a ancianos en casa hogares, visitar a niños en albergues, etc. Hace unos años cuando él estaba haciendo estas labores sociales, había sembrado un arbolito en el colegio que luego cuidaba mientras estaba en la universidad, este árbol creció más de 10 metros y le puso de nombre Perú, me pareció un lindo y tierno gesto.

Podría contarles de su moneda oficial llamada lempira, la cual equivale aproximadamente a 7.50 soles peruanos. Sin embargo, cuando viajes a este bello país verás que la moneda más usada es el dólar. También podría decirles sobre su capital llamada Tegucigalpa o de su bandera que lleva 5 estrellas la cual representa a los 5 países que conformaban la República Federal de Centroamérica (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras). Pero más allá de todos esos datos que por lo general lo encuentras en cualquier portal web, mi intención es que sepas que por más titulares que puedas leer sobre Honduras, también hay tradiciones, cultura,  paisajes de ensueño y tanto más por mostrar.

Hace algunos años leí una encuesta que mencionaba a Honduras como el país más peligroso del mundo, hoy en día ha cedido ese lugar a Siria. Después de leer aquel artículo yo me quedé muy preocupada por Alejandro, mi gran amigo con quien hablo a diario. Le hice la pregunta de si él sentía que estaba dentro de esa inseguridad ciudadana, pero su respuesta fue como la de cualquier ciudadano peruano que nos sentimos igual, nada del otro mundo. Muchos como yo nos hemos dejado llevar por esta imagen que se le ha dado por años.

Uno de mis lugares favoritos y que recomiendo muchísimo es la famosa Tigra, el primer parque nacional, en el cual puedes alquilar una de las típicas cabañas y navegar por los más profundos secretos del bosque sagrado e incluso refrescarte en las exuberantes cascadas, de hecho Ale lo suele hacer los fines de semana y va en bicicleta por todo el día, es ahí donde despeja su mente y recarga energías para la semana. Pero es curioso que en los tours no lo publiciten mucho, más importancia le dan a las playas que sin lugar a duda son unas de las mejores en el mundo entero, la isla caribeña de Roatán es el escenario perfecto de tus vacaciones soñadas si eres de los que aman el verano, quieren arena blanca con agua cristalina e incluso nadar con delfines.

Mientras finalizo este post recuerdo mis dos objetivos principales: dar a conocer un poquito de la «cultura catracha» y mostrar lo irrelevante que son las distancias kilométricas cuando hay una bella y duradera amistad de por medio. Gracias Ale por ser mi cómplice en esta historia, y aunque seas de un perfil súper bajo, tenía que darte los créditos por regalarme un poquito de tu cultura desde hace tantísimo tiempo. Gracias mahe. (Por cierto, «mahe» se le dice a los amigos más cercanos).

los catrachos de honduras
La Honduras que no conoces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *